COVID 19 Y ZINC

Es importante conocer que el zinc es el metal traza más abundante en nuestro organismo después del hierro, este componente forma una parte importante de la estructura de proteínas, procesos metabólicos, entre otros.

Este micronutriente el cual hace parte de Florasim, es capaz de estabilizar las membranas celulares humanas para así evitar la entrada de patógenos, favoreciendo la producción de citoquinas, linfocitos B y anticuerpos, especialmente las IgG.

Entre sus funciones más importantes encontramos que es un antiviral directo ya que impide la acción de enzimas necesarias en la replicación viral. Es decir, que el zinc ha demostrado poseer un efecto antiviral en diferentes tipos de virus como: hepatitis, VIH, virus respiratorios, entre otros.

Actualmente existen estudios científicos que nos dan una luz verde sobre la suplementación con Zinc para reforzar el sistema inmunológico, conociendo que puede ser utilizado como herramienta preventiva y curativa.  

Teniendo en cuenta la pandemia por COVID 19, El zinc juega un papel sumamente importante en la prevención de este virus, ya que es necesario para el correcto funcionamiento de las células en el proceso de inmunidad, existen estudios en los cuales el zinc ha demostrado tener actividad antiviral al inhibir la SARS-COV ARN polimerasa, finalmente, su papel regulador de la inflamación le otorga a este mineral, un papel protector, preventivo y adyuvante en la terapia de COVID-19 a través de la reducción de la inflamación, y previniendo el daño pulmonar producido por el ventilador.

Autor: Karen Patiño Torres

saglikpersoneli.com.tr